AGENTE FORTUNE: El Gran Engaño (2023)

critica operation fortune

Jason Statham y Guy Ritchie vuelven a reunirse en una comedia de acción sin encanto. Agente Fortune tiene algunos buenos momentos pero no evita un resultado decepcionante.

Marcar un estilo en la dirección es tal vez la tarea más difícil de lograr en la cada vez más competitiva y repetitiva industria cinematográfica. Aquel “sello distintivo” es lo esperable en ciertos directores que han forjado una reputación a fuerza de un talento valorable detrás de cámara. Guy Ritchie es, sin dudas, uno de ellos al dotar de cierta originalidad a la narrativa en la cual está involucrado. El sarcasmo y la masculinidad en sus ocurrentes diálogos y personajes se mezclan con una cuidada puesta en escena que sirve para diferenciar sus productos del resto. En Agente Fortune, se rodea nuevamente con un gran elenco conocido en una historia de andar irregular y con una comicidad un tanto anticuada que los escasos momentos de acción no pueden subsanar. Con lo dicho, y por ser una película de Ritchie, el resultado es decepcionante.

La trama  sigue al superespía Orson Fortune (Statham), a quien se le ha encomendado la tarea de recuperar un dispositivo robado.  No se sabe mucho acerca de lo que es exactamente, pero es muy peligroso y vale miles de millones de dólares.  Fortune está emparejado con la hacker Sarah Fidel (Audrey Plaza) y un hombre de respaldo llamado JJ Davies (Bugzy Malone).  El trío, para lograr su cometido, deberá acercarse al traficante de armas Greg Simmonds (Hugh Grant) que involucra a su actor favorito de todos los tiempos, Danny Francesco (Josh Hartnett), para que la misión sea exitosa.

Si hay algo que caracteriza a Guy Ritchie es la facilidad para construir encanto en sus personajes. Independiente del valor de la trama, los personajes brillan en sus películas por la energía y atracción que generan las distintas personalidades ,las cuales son caracterizadas generalmente por un séquito de actores de su confianza. En Agente Fortune vuelve a confiar en Jason Statham pero en esta ocasión el interprete inglés no tiene la “chispa” que lo caracteriza. Las pocas escenas de acción que participa son efectivas, es lo esperable por su talento marcial, pero su personaje no tiene encanto. La faceta cómica con la cual pretende involucrarse nunca dan en la tecla y por momentos se siente anticuada, reprimiendo la gracia y el entusiasmo que Statham acostumbra tener.

Dicho esto y ensayando una defensa en favor de Statham se puede argumentar que su personaje no está bien construido desde su matriz. Los diálogos no tienen picardía y sarcasmo para cerrar la comicidad de cada escena, con lo cual su cierre es causal de risa forzada. En líneas generales, sucede lo mismo con el resto de los personajes. La falta de personalidad los carcome y ninguno de ellos logra destacarse, con una tibia excepción de Sarah Fidel, quién logra algo de sustancia en su caracterización. En este momento, la habitualidad es dotar a la contraparte femenina, de fuerza y energía necesaria para contrarrestar el agrado de la espía, que hackea, sin esfuerzo, cualquier dispositivo móvil a su alcance. La ladera de Hugh Grant, Emilia, (Lourdes Faberes) es una pieza ajena de un rompecabezas, con lo cual su participación nunca termina de encastrar.

Por debajo del radar también se encuentra Josh Hartnett (acostumbrado últimamente a los cameos). Su personaje genera atractivo por la potencial situación de peligro que le toca atravesar. En la ficción es un actor que tiene que actuar de sí mismo, pero nunca logra reafirmarse en el papel y, como gran parte de sus compañeros, fracasa.

Por lo dicho, quienes sigan la filmografía del cineasta inglés se sentirán decepcionados por el solo hecho de no presenciar el talento por el cual Ritchie es conocido. En cuanto a Statham, hace lo que acostumbra hacer pero con poco entusiasmo. Las secuencias de acción en las que participa no tienen la estética y creatividad del director, con lo cual el espectáculo visual se siente pedestre.

RESUMEN

En resumidas cuentas, Agente Fortune: El Gran Engaño, es una misión de espionaje superficial. La falta de personalidad y encanto de sus personajes, como la ausencia de estética en la realización de la dirección hacen que le film sea decepcionante.

Si te gustó compartilo!

JUSTICIA IMPLACABLE (2021)

critica justicia implacable

Guy Ritchie y Jason Statham vuelven a trabajar juntos en un trepidante thriller de acción que no es lo que parece.

El británico Jason Statham ha construido una carrera exitosa en el cine basada en un estilo interpretativo por demás convincente en el modo de ejecutar las secuencias de acción. Sus conocimientos en artes marciales son evidentes pero no es el único valor con lo que cuenta el artista. Su forma de comportase en pantalla representando a personajes duros con fama de invencibles ha sido bien recibida por el público, transformándolo en un héroe de acción.

Pero los inicios del británico están lejos de ser de lo que actualmente se ha transformado. Sus comienzos fueron con papeles que no le demandaban ningún esfuerzo físico ni destreza en el arte marcial. Solo contaba con su faceta interpretativa, que si bien no era algo asombroso le alcanzaba para destacarse en películas de producción británicas.

Jason Statham y Josh Hartnett en una escena de la película.

Se puede decir que Gay Ritchie fue su descubridor al introducirlo en los films Juegos, Trampas y Dos Armas Humeantes (1998) y Snatch, Cerdos y Diamantes (2000). El personaje de Statham interpretando al “Turco” (Turquish) fue tan atractivo y gracioso que le abrió las puertas al mundo de Hollywood.

Luego vino la saga del Transportador y otras cintas de acción semejantes donde el británico demostró su valía como emblema del cine acción, pero su carrera se la debe a Gay Ritchie.

Al mismo tiempo, al cineasta le había ocurrido algo similar. El éxito de aquellas cintas lo transformaron en el Quentin Tarantino británico, con lo que también se le abrieron las puertas de la meca del cine mundial. Películas como Sherlock Holmes (2009), Los Agentes de Cipol (2015) y Aladino (2019) fueron bien recibidas pero lo mantuvieron alejado del cine de gangster durante un tiempo.

Con la cinta The Gentleman (2019) intento volver a la raíces pero con un conjunto de actores muchos más prestigiosos pero hay una energía similar en Justicia Implacable volviéndose a reunir con Jason Statham, un actor que necesitaba de una dirección más distinguida.

Ahora bien ¿de que se trata Justicia Implacable?

Primeramente hay que decir que se trata de una versión de la película francesa Asalto al Camión del Dinero (2004), donde un hombre misterioso logra conseguir empleo en una empresa de transporte de bienes y dinero.

Para ello Patrick Hill (Jason Statham), quien luego es apodado “H” por sus compañeros, se somete a una serie de pruebas para ser considerado apto para el trabajo. Tiene que ser calificado con un 70 % en destreza física, manejo y puntería. Lo logra con lo justo y empieza a trabajar en Seguridad Fortico. El film se encarga de decir que la empresa es una intermediaria y que llegan a transportar hasta 15 millones de dólares por día, convirtiéndoles en presa ante posibles depredadores.

Pero después de que “H” logra repeler un intento de robo está claro que no es un simple asalariado. Tiene habilidades en el uso de la pistola pero sobre todo nervios de acero, a los cuales Statham se encarga de resaltar cada vez que se sube al camión.

¿POR QUE ACEPTO EL TRABAJO?

Retrocediendo cinco meses en el tiempo, somos testigos del asesinato de su único hijo y buscará venganza en aquellos profesionales que se dedican al atraco de vehículos con dinero.

Entonces, el film se transforma en un simple episodio de venganza, aunque siempre lo fue, desencadenando la búsqueda implacable del protagonista en una especie de lucha de ladrones contra ladrones. En este aspecto Justicia implacable luce bien en pantalla en sus casi dos horas de metraje pero se le puede llegar a reprochar la inclusión de capítulos. Esta forma de dividir las secuencias, que alguna vez inauguró Quentin Tarantino, le quitan fluidez al relato y le impiden a Statham desarrollar su transformación.

No obstante ello, y a pesar de ser una historia de un padre que contrataca por un hecho trágico funciona con eficacia, mas allá de lo habitual, por la distinguida puesta en escena del realizador quien priorizó el costado violento del personaje por sobre su costado humorístico. En este aspecto el cineasta se emerge en una ciudad de Los Ángeles violenta para justificar el accionar furioso de su protagonista.

STATHAM, CONTROLADO PERO EFICAZ

En cuanto Statham, luce controlado y lleva adelante su personaje con su característica energía y eficacia. Pero, Justicia Implacable no es una típica película de Jason Statham. Aquí el actor no hace gala de sus habilidades como artista marcial. De hecho, no hay ninguna escena coreográfica de peleas. La ciudad de Los Ángeles es un territorio hostil y violento donde todo se resuelve a punta de pistola.

Justicia Implacable no es tan implacable como debería ser, pero el estilo y la habilidad de del director Gay Ritchie hace que el film se vea realmente entretenido por su visión del caos y violencia. En este aspecto el film tiene mucho de atractivo por ser una producción de crímenes contando con un Jason Statham medido pero no menos solvente en un protagónico que lo aproxima a sus orígenes.

PUNTOS POSITIVOS

  • Buenas secuencias de acción. Quienes disfrutaron de Atracción Peligrosa (2010), verán con buenos ojos esta propuesta.
  • Distinguida puesta en escena de Guy Ritchie. Parte de una premisa sencilla. Tan sencilla como el cine mismo, pero le aporta un estilo diferente al resto.
  • Jason Statham luce medido. Esto permite que las secuencias de acción sean, ante todo, realistas.
  • La musicalización. Aporta intriga al relato

PUNTOS NEGATIVOS

  • Dividir el metraje en capítulos hace que la trama pierda fluidez. Quizás de haber seguido un tratamiento lineal el personaje de Statham hubiese salido más beneficiado.

RESUMEN

Justicia Implacable es el reencuentro de dos artistas que se conocen y se complementan muy bien. Tanto Ritchie como Statham, cada uno en su rol, justifican su visualización en un film con altas dosis de violencia bien ensayada.

[usrlist “Puntuación:3.5”]

Si te gustó compartilo!
es_ARSpanish (Argentina)