Crítica de CREED 2 (2018)

(Buena)

Debido al éxito de la primera parte de Creed, estrenada en el año 2015, llega esta aceptable secuela que se nutre de la mas “espectacular “película de la franquicia de Rocky, como lo es Rocky 4.

La idea de enfrentar en pantalla a los hijos de Creed y Drago resulta atractiva para el espectador, especialmente para los fanáticos de Rocky, pero que se verá opacada por la fuerte presencias de sus entrenadores. Estamos hablando de Rocky Balboa e Iván Drago.

En Creed 2, Michael B. Jordan vuelve a interpretar a Adonis Creed. Luego de obtener el titulo de campeón de pesos pesados encuentra la oportunidad de enfrentar a Viktor Drago. Dando comienzo a esta historia y en la cual deberá enfrentar sus miedos, dudas y su sed de redimir el apellido de su padre ya que su oponente boxístico no es otro que el hijo de Iván Drago, quién causó el fallecimiento de Apollo Creed en una pelea de exhibición.

El logro de la película, que se diferencia de Rocky 4, es que aquí no nos encontramos con un rincón bueno y otro malo. Si bien se tiene empatía por el hijo de Creed los personajes del lado soviético o “los Drago” también buscan redimir su honor y apellido ya que fueron olvidados y desprestigiados por su pais.

Ahora bien, como se señalara en la introducción de esta reseña, la presencia de los “viejos protagonistas “de Rocky 4, hablamos de Sylvester Stallone y de Dolph Lundgren, hacen que el interés de los fanáticos de la saga (que son muchos) capten su interés por lo que pasa fuera del ring. Basta mencionar cuando los protagonistas se juntan en pantalla o intercambian miradas arriba del cuadrilátero no haciendo otra cosa que satisfacer a los fanáticos dejando con ganas de más.

STALLONE, SIEMPRE STALLONE

Para fortuna de Creed 2 se sigue contando con la presencia de Sylvester Stallone en la piel de Rocky, siendo el alma de la película cada vez que aparece en pantalla y en la cual se reserva momentos emotivos (como nos tiene acostumbrados) en diferentes etapas del largometraje. Parecía ser que esta es su última interpretación como Rocky con lo cual se plantea la duda si es necesario continuar con la franquicia sin su presencia.

No falta la famosa escena de entrenamiento, marca registrada de la saga, donde el protagonista lleva adelante todo su esfuerzo ( especialmente cuando va corriendo) que si bien se muestra original se encuentra lejos, por no decir otra cosa, del nivel épico y emotivo impuesto por Stallone en Rocky.

Las escenas de combate se encuentran muy bien coreografiadas, a tono con lo que exige la saga, mostrando Adonis como Viktor, imponentes estados físicos parecidos al boxeador profesional británico Anthony Joshua.

Tanto Michael B. Jordan (A. Creed) como Florian Munteanu (V. Drago) logran llevar adelante la rivalidad marcada por sus apellidos. Teniendo el primero, por ser el protagonista del film, su momento dramático familiar que-como bien ha señalado elcritico.com.ar en otras reseñas- el espectador tendrá que descubrir.

RESUMEN

Por lo dicho, Creed 2 es una buena película, sumamente entretenida y que se hace fuerte por la presencia de Rocky y por la sombra de: “el destructor bailando”, “el príncipe del puñetazo”, “el rey del golpe”, “el maestro del desastre”, el único e inigualable Apollo Creed.

[usrlist “Puntuación:3”]

Si te gustó compartilo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_MXSpanish (Mexico)